Aulatecnica Enerxia FRIO

Para las labores de carga de gas en instalaciónes frigoríficas y de climatización es preciso conocer, para el gas empleado y para el tipo de aparato, la presión de trabajo que deberá llevar el gas, de modo que pueda funcionar al máximo rendimiento y en su punto de trabajo optimo. En un circuito de refrigeración, el mismo fluido refrigerante puede trabajar con diferentes presiones y temperaturas. Esa variación de condiciones permite que el refrigerante cambie de estado físico: de líquido para gaseoso y de gaseoso para líquido.  Veamos cómo afecta la presión de trabajo en el circuito de refrigeración.

 

 

El rol de la presión de trabajo en el circuito de refrigeración

Los fluidos refrigerantes se caracterizan por evaporar a bajas presiones (bajas temperaturas) y condensar a altas presiones (altas temperaturas). Con esos cambios, el fluido refrigerante retira el calor de dentro del sistema de refrigeración (evaporador) y libera para el ambiente externo (condensador), completando así el ciclo de refrigeración. Para mantener la diferencia de presión entre la región de alta y la de baja, entran en escena dos importantes componentes: el elemento de control y el compresor. El elemento de control puede ser el tubo capilar o la válvula de expansión. Él es responsable por mantener la diferencia de presión entre el condensador (alta presión) y el evaporador (baja presión). Al crear una resistencia a la circulación del fluido, el elemento de control hace con que el refrigerante, venido del condensador, pase de líquido calentado a alta presión para líquido resfriado a baja presión, yendo en dirección al evaporador. En el evaporador, ambiente de baja presión, el fluido pasa del estado líquido para el estado gaseoso, absorbiendo calor del ambiente interno en ese proceso. Al salir del evaporador, el fluido refrigerante es succionado por el compresor. Entonces, el compresor comprime el gas, aumentando presión y elevando la temperatura del fluido. Enseguida, el refrigerante es bombeado para el condensador. En el condensador, el fluido bajo alta presión libera el calor para el ambiente y se transforma en líquido. Entonces, el fluido pasa por el filtro secador y sigue para el elemento de control, dando secuencia al ciclo. Haga clic aquí y vea en la práctica como funciona un circuito de refrigeración.  

Fluidos tienen presiones de trabajo específicas

Cada fluido refrigerante posee presiones específicas de trabajo. Los refrigeradores más modernos poseen fluido R600a y las presiones de trabajo de ese refrigerante son muy distintas a las del R134a. Por ese motivo, es importante estar atento a la hora de hacer una carga de gas, evitando carga en exceso. Presiones del R600a son menores que las del R134a. Ese es el principal factor de dudas de los refrigeristas.

¿Por qué el R600a es el fluido refrigerante que sustituye al R134a?

El primer motivo está asociado a las características termodinámicas y físicas de los dos fluidos refrigerantes. En el proceso de compresión, el R600a alcanza un nivel de eficiencia mayor que el R134a. Eso significa que el compresor queda más eficiente energéticamente. Además, el fluido refrigerante R134a es sintético y no es fácilmente descompuesto en el medioambiente. Ya el R600a es un refrigerante natural. Por ese motivo, cuando es liberado en el medioambiente él rápidamente se convierte en agua y gas carbónico, causando impacto mínimo en el calentamiento global.

Si comparado con el R600a, el R134a posee impacto 476 veces mayor sobre el calentamiento global. En otras palabras, eso quiere decir que cada 1 kg de R134a en el medioambiente (cantidad de fluido para siete refrigeradores domésticos) equivale a 476 kg de R600a (cantidad de fluido para 7933 refrigeradores domésticos). Por no tener cloro en su composición, el R600a también no causa daño ninguno en la destrucción de la capa de ozono. Haga clic aquí y entienda más sobre ese tema.

Que considerar al hacer la carga de gas

Entender el comportamiento y presiones de trabajo de los fluidos R134a y R600a es esencial para hacer mantenimientos en sistemas de refrigeración domésticos. A seguir, confiera una tabla con la diferencia entre la temperatura de evaporación y la presión para esos gases:

Presiones de trabajo de los gases refrigerantes en los sistemas domésticos

Perciba que el gas R134a trabaja con una presión de evaporación mayor que la del R600a. Otra cuestión importante es que ellos también son utilizados en una carga muy diferente para el mismo equipo. Para un refrigerador doméstico, el R600a utiliza de 40% a 45% de la misma carga de gas, si comparado con el R134a. Eso quiere decir que tenemos dos factores determinantes que deben ser considerados: la presión de operación del R600a es más baja y a cantidad en masa del fluido refrigerante también es menor. Por eso, a la hora de hacer la carga de gas para el R600a o R134a, el refrigerista necesita seguir el peso indicado en la etiqueta del refrigerador y utilizar una pesa de precisión. Conforme presentado en la tabla, en el manómetro el R600a presenta presiones de baja negativas y siempre en niveles menores de lo que se suele usar con R134a. Esa es una característica de trabajo del R600a ante el R134a que debe ser interpretada como normal.

 

Fuente:refrigerationclub

FV04.jpg

Anuncio (art):

 

Anuncio (art)...:

 

Anuncio (art).:

 

 

Buscar artículo

Producción energia

Producción

 

Anuncio_ver..:

MeteoGalicia

Anuncio_ver.: