OnLine

Hay 52 invitados y ningún miembro en línea

Acceso usuarios

Menu Usuario

Anuncio (2L):

 

 

La bioenergía sextuplicará su aportación a la energía primaria mundial en 2050

Va camino de las dos semanas desde que el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) presentó en Abu Dabi el Informe especial sobre fuentes de energía renovable y atenuación del cambio climático. Una de las primeras lecturas que se hacía de este documento en referencia a la bioenergía es que le correspondían casi el 80% de la contribución de las renovables al suministro de energía primaria en 2008. Con la siguiente puntualización: la mayoría, aproximadamente el 60%, corresponde a biomasa tradicional utilizada en la cocina y calefacción en países en desarrollo, pero también se percibe un mayor aumento en la utilización de la biomasa moderna. 

Un 10% de los 492 exajulios (EJ) de energía primaria anuales que se producen en todo el mundo se cubre con biomasa, biogás y biocarburantes. El informe avisa de que esta aportación disminuirá probablemente en los próximos decenios, aunque no impedirá que siga a la cabeza de las renovables, con una media de 150 EJ/año en 2050. Realmente, se plantea una horquilla de entre 100 y 300 EJ, un techo este La bioenergía sextuplicará su aportación a la energía primaria mundial en 2050último que supera ampliamente el de las otras cinco tecnologías analizadas en el trabajo del IPCC: solar fotovoltaica y termoeléctrica, hidroeléctrica, geotérmica, eólica y marinas (mareas, olas, corrientes).

Incertidumbres sobre los cambios indirectos del uso del suelo
Los cálculos que mueven arriba o abajo la aportación de la bioenergía se derivan también de los niveles de concentración en la atmósfera de dióxido de carbono (diferentes escenarios) y de la reducción de los mismos a que esta fuente puede contribuir. Sobre este último aspecto, el informe reconoce que según sea el método de producción de cualquier biocombustible (para transporte, electricidad o calor) las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) disminuyen o aumentan. Eso sí, sostiene que, según los estudios analizados, “los cambios indirectos en las reservas de carbono terrestre tienen considerables incertidumbres, no son directamente observables, son complejos de modelar y difícil de atribuir a una sola causa”.

El IPCC entiende que la clave para conseguir una reducción aceptable de GEI (en algunos casos suponen el 90% con respecto a los combustibles fósiles) reside en una gestión adecuada del uso del suelo y en la elección de los sistemas de producción más apropiados. Por último, afirma que aunque se han puesto en marcha políticas para garantizar beneficios de la bioenergía, como el desarrollo rural, la mejora de la gestión agrícola y la contribución a la mitigación del cambio climático, su eficacia no ha sido evaluada.

Más información:
www.ipcc.ch

La bioenergía será 6 veces mayor en su aportación a la energía primaria para el año 2050. 130 exajulios al año de energía solar fotovoltaica y termoeléctrica, 110 exajulios de eólica, 40 de hidráulica, 55 de geotérmica y 300 de bioenergía. Esta última fuente renovable seguirá siendo líder en producción de energía primaria en 2050, como lo es ahora, y pasará de suministrar 50 exajulios anuales a un máximo de 300 a mediados de siglo.

 Una lectura más reposada del resumen del informe del IPPC sobre el potencial de las renovables desvela este y otros detalles.

 

FV02.jpg

 

 

Producción energia

Producción

 

Anuncio (1L):

 

MeteoGalicia

TarifaLuz

https://tarifaluzhora.es