OnLine

Hay 36 invitados y ningún miembro en línea

Acceso usuarios

Menu Usuario

Anuncio (2L):

 

 

a

Este nuevo reglamento incorpora el objetivo de promover la eficiencia energética de la energía eléctrica, en línea con los objetivos del plan 20/20/20 de la Unión Europea. Tras su publicación el 9 de junio de 2014 en el BOE, entrará en vigor a los seis meses para su aplicación voluntaria

asi treinta y dos años después de su aprobación el 12 de noviembre de 1982, el veterano Reglamento sobre Condiciones Técnicas y Garantías de Seguridad en Centrales Eléctricas, Subestaciones y Centros de Transformación se ha ganado un merecido descanso, tras haber marcado las pautas técnicas y de seguridad en el desarrollo de la infraestructura eléctrica española desde la Transición hasta la actualidad. Con apenas un ‘lifting’ de actualización de 8 de sus ITCs y de las normas de obligado cumplimiento en el año 2000, ha sido capaz de estructurar el crecimiento del sector eléctrico desde los 34 GW de potencia instalada en 1982 a los 107 GW del año 2012 (multiplicándose por 3,1), y con una producción de energía que creció en el mismo periodo desde los 115 GWh hasta los 298 GWh (multiplicándose por 2,6).

El nuevo Reglamento sobre Condiciones Técnicas y Garantías de Seguridad en Instalaciones Eléctricas de Alta Tensión, que ha sido aprobado el pasado 9 de mayo, mantiene los objetivos de, mediante sus prescripciones, proteger a las personas y a los bienes; mantener la regularidad del servicio; normalizar la utilización del material; y facilitar futuras ampliaciones previsibles. Pero además, añade el objetivo de promover la eficiencia energética de la energía eléctrica, en línea con los objetivos del plan 20/20/20 de la Unión Europea.

El proceso de elaboración de este Reglamento, tras la revisión efectuada el año 2000, se inició a mediados de 2003 y ha cubierto un periodo de once años, con algunos paréntesis debidos a la revisión del Reglamento de Líneas de Alta Tensión, que se acometió también en este periodo. A través del grupo de trabajo de gestión técnica de reglamentos de alta tensión del Área de Seguridad Industrial del MINETUR, se ha preparado el nuevo texto partiendo de una serie de ponencias preparadas por compañías eléctricas, fabricantes, laboratorios de ensayo y organismos de normalización Desde Schneider Electric se han presentado numerosas propuestas de mejora de la  seguridad de las instalaciones y de adecuación de requisitos a las nuevas técnicas y equipos, que han sido en gran número de ocasiones incorporados al texto. Tras su publicación el 9 de junio de 2014 en el BOE, el RIAT entrará en vigor a los seis meses para su aplicación voluntaria. Desde entonces se podrá utilizar el antiguo o el nuevo reglamento hasta el 9 de junio de 2016 (24 meses desde su publicación) en que será de aplicación obligatoria el nuevo. El punto 5 de la ITC-RAT 07 (Transformadores y Autotransformadores de Potencia) tardará 12 meses más en ser de aplicación obligatoria.

El nuevo reglamento

El reglamento comprende una parte “reglamentaria” y 23 Instrucciones Técnicas Complementarias (ITCs), que detallan los requisitos técnicos a aplicar, de manera detallada, a los diferentes equipos, funciones e instalaciones y entidades reguladas.

La parte correspondiente al articulado del nuevo reglamento es similar a la del anterior.

Tras establecer los objetivos del propio reglamento y su ámbito de aplicación, clasifica las instalaciones en función de su tensión nominal, añadiendo una nueva categoría –categoría especial- por encima de los 220 kV; mantiene la frecuencia obligatoria de la red eléctrica nacional en 50 Hz; y establece que las instalaciones de alta tensión no causarán perturbaciones en otras instalaciones.

A continuación, establece que los preceptos del reglamento son mínimos obligatorios para garantizar el nivel de seguridad exigible a las instalaciones; pero permite, para no frenar el desarrollo de la técnica, la utilización de otras soluciones distintas, que deberán justificar que mantienen el “principio de seguridad equivalente”, y ser objeto de autorización previa por parte de la Administración Pública Competente. Igualmente, los productos provenientes de otros países de la Unión Europea que tengan marcas de conformidad con normas y reglamentos de seguridad equivalentes a los españoles, serán aceptados para su utilización.

Normas de obligado cumplimiento

Las Normas de Obligado Cumplimiento citadas en las ITCs lo serán sin fecha; y en la ITC02 se recogerá todo el listado con su fecha de edición correspondiente. Dicha lista deberá ser actualizada periódicamente por Resolución Ministerial, indicando las nuevas ediciones de las normas, y la fecha en que dejan de tener efectos reglamentarios las ediciones sustituidas. A falta de resolución expresa, se considera que los productos fabricados con arreglo a la nueva edición de las normas cumplen las condiciones reglamentarias (siempre que se mantenga el principio de seguridad equivalente).

p>------------------------------ PUBLICIDAD ------------------------------------------

 

Autocertificación de productos

Como una de las grandes novedades, se establece que todos los materiales que sean utilizados en instalaciones de alta tensión deben cumplir con las Normas de Obligado Cumplimiento, y con las estipulaciones de las ITCs que les sean de aplicación –lo que no es ciertamente novedoso-. Pero si que previamente a su comercialización, el fabricante deberá elaborar un expediente técnico que contendrá la documentación suficiente para evaluar la conformidad del producto con las normas y requisitos de las ITCs que le sean de aplicación; así como que cada producto se suministrará acompañado de una Declaración de Conformidad con el RIAT, expedida por el propio fabricante. Este esquema de autocertificación (Declaración de Conformidad más expediente técnico de evaluación de la conformidad) es el utilizado en todos los productos sujetos a marcado CE, y permite, basado en la responsabilidad del fabricante, alcanzar grandes niveles de calidad de los productos y equipos, sin someter a la industria a pesadas cargas de homologaciones o certificaciones de producto por parte de terceros.

Otras novedades del articulado

Otra novedad del reglamento es que se reconocen, a nivel de articulado reglamentario, las especificaciones particulares de las compañías eléctricas para sus instalaciones, y para aquellas que les vayan a ser cedidas. Dichas especificaciones particulares no podrán incluir marcas o modelos de fabricantes determinados; pero deberán ser aprobadas (no solo registradas) por el Ministerio de Industria en un plazo de tres meses tras su presentación, contando como aprobación el silencio administrativo2. Aparecen dos nuevos capítulos en el reglamento, que se dedican a las instalaciones propiedad de entidades de producción, transporte o distribución de energía eléctrica; y a las instalaciones propiedades de particulares, respectivamente. En ambos capítulos se regulan la documentación y la puesta en servicio de las instalaciones, atendiendo a su tipología, así como las revisiones periódicas de las mismas; que con carácter general, se realizarán cada tres años. Otros puntos que se desarrollan en el articulado son los referentes a los Instaladores y a las Empresas Instaladoras; y a los acuerdos de explotación de instalaciones de titularidad compartida.

 

Las nuevas Instrucciones Técnicas Complementarias ITCs

La estructura de las ITCs se mantiene similar a la actualmente existente, si bien aparecen al final de la lista tres nuevas ITCs (21, 22 y 23), dedicadas específicamente a “Instaladores y Empresas Instaladoras para Instalaciones de Alta Tensión (ITC-RAT 21)”, “Documentación y Puesta en Servicio de las Instalaciones de Alta Tensión (ITC-RAT 22)”, y “Verificaciones e Inspecciones (ITC-RAT 23)”. La práctica totalidad de las ITCs han sufrido cambios, bien por las nuevas leyes y reglamentos que afectan al sector eléctrico frente a los existentes en el momento de su publicación, bien por las mejoras en normativa y procedimientos que se han dado en estos últimos años. Una de las ITCs que han sufrido mayores cambios ha sido la ITC-RAT 02, “Normas y Especificaciones Técnicas de Obligado Cumplimiento”, que como se ha comentado previamente, ha sido totalmente actualizada, dado el tiempo transcurrido desde su última modificación.

 

p>------------------------------ PUBLICIDAD ------------------------------------------

 

 

La Declaración de Conformidad (ITC-RAT 03)

Por su parte la ITC-RAT 03, “Declaración de Conformidad para los Equipos y Aparatos para Instalaciones de Alta Tensión”, es la ITC que desarrolla la nueva exigencia de Declaración de Conformidad y expediente técnico de evaluación de la conformidad para equipos y productos a ser incorporados en instalaciones de alta tensión, y que aparecía como una de las novedades del texto reglamentario. El fabricante –o su representante en la Unión Europea- expedirá una Declaración de Conformidad del producto detallando las normas de obligado cumplimiento y los requisitos de las ITCs que le sean de aplicación, y lo entregarán junto con el producto y las instrucciones de instalación, uso y mantenimiento. Igualmente, previamente a la primera venta del equipo, habrá confeccionado un expediente técnico que contendrá los aspectos de diseño, fabricación y funcionamiento del producto en la medida en que sean necesarios para evaluar su conformidad con las normas e ITCs aplicables, e incluirá la descripción general del producto, la lista de normas o especificaciones técnicas aplicadas, condiciones de servicio para las cuales se ha diseñado el producto, características  asignadas según las normas o especificaciones aplicables; así como las soluciones adoptadas en el diseño y construcción del producto, incluyendo  planos de diseño con dimensiones generales, junto con la lista de componentes principales y sus características, así como los esquemas eléctricos; los ensayos de tipo con resultado favorable; y la referencia al sistema de calidad de fabricación utilizado para garantizar la conformidad de la producción. Este expediente estará disponible para las Autoridades de Vigilancia de Mercado hasta cinco años después de la última fabricación del equipo. Y deberá ser entregado en un plazo inferior a quince días hábiles a dichas autoridades por motivo de inspección. Nuevas pérdidas de los transformadores (ITC-RAT 07) La Normas UNE 21428 y UNE 21538 ya fijan unos valores máximos de pérdidas y ruido en los transformadores de distribución, tanto sumergidos en aceite como de aislamiento seco. Sin embargo, en este nuevo Reglamento se ha preferido detallar los valores máximos de pérdidas en el propio texto de la ITC-RAT 07, independientemente e que aparezca en las normas de obligado cumplimiento. En paralelo a la revisión del Reglamento de Alta Tensión, la Comisión Europea, como fruto del mandato recogido en la Directiva de Ecodiseño 2009/125/EC, ha desarrollado un Reglamento de la Comisión (EU) 548/2014, en el que fija, con carácter transnacional los requisitos de eficiencia mínima a ser aplicados a los transformadores de potencia pequeños, medianos y grandes. Estos requisitos, que se concretan en unas tablas de máximos valores de pérdidas, son de aplicación inmediata en todo el territorio de la Unión Europea sin precisar trasposición a la legislación nacional de cada país miembro; y prevaleciendo sobre cualquier reglamentación nacional que interfiera con su alcance (como es el caso del propio RIAT). El nuevo Reglamento de Alta Tensión ha previsto que se produciría la aprobación por parte del Parlamento y del Consejo de la Unión Europea de este reglamento de la Comisión en un plazo breve, pero que no era conocido por el legislador. La solución que se adoptó para evitar imponer a la  industria dos niveles de reducción de pérdidas en un plazo muy reducido de tiempo ha sido decalar en un año la entrada en vigor de la tabla de pérdidas de la ITC-RAT 07, para permitir la aprobación en primer lugar del reglamento de la Comisión –que fue publicado finalmente el 22 de mayo de 2014–; y que finalmente es la que fija los niveles de mínima eficiencia de los transformadores. Conjunto prefabricados bajo envolvente (ITC-RAT 16, 17 y 18) Las ITCs 16, 17 y 18 se remodelan totalmente, dedicada cada una de ellas a un tipo de celdas específico. Así la ITC-RAT 16, se dedica a los “Conjuntos Prefabricados de Aparamenta Bajo Envolvente Metálica hasta 52 kV”, especificados bajo la Norma UNE-EN 62271-200; la ITC-RAT 17 desarrolla los “Conjuntos Prefabricados de Aparamenta Bajo Envolvente Aislante hasta 52 kV” que recoge la UNE-EN 62271-201; y finalmente la ITCRAT 18 cubre la “Aparamenta Bajo Envolvente Metálica con Aislamiento Gaseoso de Tensión Asignada igual o superior A 72,5 kV”, UNE-EN 62271- 03. De esta manera, todas las prescripciones que se aplican a cada tipología de celdas están agrupadas en la misma ITC, facilitando la aplicación del reglamento.

Los retos del siglo XXI

El nuevo reglamento va a tener que regular las nuevas instalaciones eléctricas en un momento de evolución del sector, sin que esté claramente definida la dirección definitiva a tomar. Además de los retos de calidad y seguridad del servicio, y de la eficiencia energética, un gran número de vectores van a afectar a la infraestructura eléctrica: integración de microgeneraciones en la red, implantación del vehículo eléctrico, almacenamiento de energía distribuido, asociado o no a energías renovables… La gestión activa de la demanda va a tomar carta de naturaleza, y las energías renovables van a mantener el papel fundamental que tienen para la sostenibilidad. La red evoluciona hacia una red inteligente, aprovechando la lluvia de datos que nos proporcionan los nuevos contadores, y los nuevos equipos provistos de sondas y captadores, y con capacidad de adaptarse a condiciones cambiantes… Y el reglamento continuará marcando las condiciones técnicas y garantías de seguridad para que este mañana siga llegando hasta nuestra sociedad de manera segura y fiable

 

..

..

..

------------------------------ PUBLICIDAD ------------------------------------------

FV01.jpg

 

 

Producción energia

Producción

 

Anuncio (1L):

 

MeteoGalicia

TarifaLuz

https://tarifaluzhora.es