OnLine

Hay 52 invitados y ningún miembro en línea

Acceso usuarios

Menu Usuario

Anuncio (2L):

 

 

 

Anteriormente ya habíamos comentado el fin de la comercialización de las lámparas halógenas. Ahora, en Abril de 2017 llega el fin de algunas de ellas. En este artículo vamos a recordar el programa de afectación, así como los tipos que dejarán de circular en Europa el próximo mes y las que esperarán al próximo año 2018. Además veremos las opciones disponibles de substitución que ofrece el mercado.

A partir de Abril, la mayoría de lámparas halógenas dejarán de comercializarse. Te contamos qué productos se verán afectados, cuáles seguirán en el mercado y las mejores alternativas LED en concordancia con la normativa ERP.

 

Los focos halógenos, o lámparas halógenas direccionales de tensión de red, han quedado tecnológicamente obsoletos, por eso, desde el pasado 1 de Septiembre de 2016 ya no se pueden fabricar ni importar para reventa en la Unión Europea. 

Hasta el próximo 12 de abril, fecha en que entra en vigor la tercera fase de la legislación sobre productos relacionados con la energía (ERP) podrán seguir comercializándose aquellas lámparas que se encuentren entre las existencias de los diferentes actores comercializadores.

La Unión Europea se ha encargado de retirar, poco a poco, todas las lámparas que no cumplan con la eficiencia lumínica, siguiendo las pautas marcadas para cumplir los objetivos medioambientales  del 2020.

El primer producto en caer fueron las bombillas incandescentes, que entre 2009 y 2012 fueron eliminadas del mercado de forma gradual, y ahora toca despedir a las halógenas para dar la bienvenida a la era definitiva del LED, muchísimo más eficiente que sus predecesoras. 

 

¿Cuáles son las lámparas afectadas a partir de abril de 2017?

Todas las lámparas reflectoras con tensión de red (230-240 V):

  • Halógena con base E14/E27 con formas R39 / R50 / R63 / R80.
  • Halógenas con base GU10.
  • /20 /30 /38.

 

¿Cuáles son las lámparas NO afectadas a partir de abril de 2017?

  • Lámparas infrarojas PAR38 (diseño específico para calentamiento).

  • Lámparas con usos especiales, como luces de neveras, seguirán en el mercado ya que su insignificante consumo no haría rentable remplazarlas.

  • Lámparas no direccionales (base E27 / E14 / B22 y cápsulas 12 V) que no se verán afectadas hasta septiembre de 2018.

 

Las alternativas

Definitivamente la mejor de las opciones es el LED, que se impone por su mayor eficiencia, aportando múltiples beneficios al profesional y al consumidor:

  • Su ciclo de vida útil se sitúa en 50.000 horas de luz.
  • Consume 2,5 veces menos que una bombilla de bajo consumo.
  • No se calienta como las bombillas tradicionales, porque el 90% de la energía lo transforma en iluminación.
  • El encendido es instantáneo y no pierde iluminación con el paso del tiempo como ocurre con los halógenos.

 

Ahora veremos los tipos de bombillas LED más comunes:

 

bombilla LED

¿Qué es LED?

Los LEDs son diodos emisores de luz (Light-Emitting Diodes), una fuente de luz que se diferencia en varios aspectos de otras más convencionales, como la tecnología incandescente, halógena o fluorescente, por citar algunas. Emiten muy poco calor, de forma que casi toda la energía eléctrica que reciben se transforma en luz, por lo tanto son más eficientes (lucen más por cada vatio consumido). Su vida útil es mucho mayor y además no contienen mercurio como ocurre con las fluorescentes o de bajo consumo (CFL). Los diodos presentarse en forma de bombilla (compatibles con las lámparas que ya tengas en casa) o estar directamente integrados en las luminarias (en cuyo caso ya no existe bombilla que reemplazar).

tipos LED

Tipos de bases o casquillos

La tecnología LED ya está disponible en la mayoría de tamaños, formas y casquillos, por lo que por lo general vas a poder sustituir cualquier bombilla que tengas por su equivalente LED. Las de tipo incandescente más comunes tienen casquillos de rosca tipo Edison, como E27 ó E14, mientras que las halógenas y los fluorescentes suelen tener conexiones de contacto por presión (GU10, GU5.3, G9, G13, etc.). La letra indica el tipo de portalámparas y el número suele señalar el diámetro, así que estos datos son imprescindibles para sustituir tu vieja bombilla por su equivalente LED: es decir, ambas han de tener idéntica conexión.

tipos de casquillos LED

¿Podré sustituir bombillas de formas especiales?

Al igual que con los casquillos, puedes encontrar bombillas LED de multitud de formas para que no sea complicado encontrar un equivalente. Bombillas LED tipo vela, en espiral, decorativas bombillas LED de globo, de forma estándar... Te será muy fácil encontrar una bombilla LED con la forma que deseas.

Compra lúmenes, no vatios

Hay otros aspectos que diferencian a las bombillas además de la forma y el casquillo, como la luminosidad y la potencia (o consumo energético). Si estás acostumbrado a las incandescentes, puede que identifiques erróneamente la potencia o el consumo energético (medido en vatios) con la luminosidad de la bombilla. Es decir, por ejemplo, una bombilla incandescente de 100W emite más luz que una de 40W, pero esta asociación no nos sirve a la hora de comparar con otras tecnologías porque cada tecnología emite más o menos luz en función de su eficiencia (lúmenes emitidos por cada vatio). Por eso, debemos fijarnos siempre en los lúmenes (luminosidad) que indiquen las especificaciones. Por lo tanto si quieres reemplazar una bombilla incandescente de 35W busca bombillas LED de aprox. 420-600 lúmenes; para una de 60W, el equivalente es de aprox. 600-800 lúmenes, mientras que para sustituir una de 100W necesitarías aprox. 900-1200 lúmenes.

Estas equivalencias son necesarias porque los LED emiten la misma cantidad de luz con un consumo mucho más reducido; una bombilla LED de 700 lúmenes consume tan solo 10 vatios, mientras que una incandescente consumiría 60W para dar la misma luminosidad. ¡En esa diferencia está el ahorro!

¡Pincha aquí y mira en esta tabla de equivalencias para elegir tu bombilla LED en función de los lúmenes!

eficiencia energetica led

Temperatura del color

Después de la luminosidad, el siguiente factor que debes considerar es la temperatura de la luz blanca emitida. Este valor, indicado en grados Kelvin, nos señala si dicha luz es fría (subtono azulado, temperatura superior a 4200ºK), es semejante a la luz natural (entre 4000ºK y 4200ºK), o cálida (tiende al amarillo, entre 2700ºK y 4000ºK). Las bombillas incandescentes tienen una tonalidad cálida, mientras que por lo general los fluorescentes / bajo consumo emiten luz más fría. ¡Aunque para una equivalencia perfecta debes mirar este valor en las especificaciones!

 

temperatura del color

Intensidad regulable en las bombillas LED

Con las bombillas LED puedes conseguir variar la intensidad luminosa gracias al uso de un regulador. Estos dispositivos te dan la posibilidad de atenuar la luz que emite la bombilla para crear diferentes ambientes en tu casa. Son además muy prácticos en bares, restaurantes y comercios, donde dependiendo de la hora o la luz exterior tendremos distintas necesidades.

Si quieres regular la intensidad de la luz, comprueba que la bombilla LED que vas a adquirir es regulable (no todas lo son). Hay reguladores específicos para luces LED, muy recomendables si vas a instalarlos nuevos. Si quieres aprovechar antiguos reguladores que ya tengas y que hayas utilizado con bombillas incandescentes, en la mayoría de los casos no hay problemas de incompatibilidad, podrás usarlos sin problemas.

¡No olvides comprobar el voltaje!

Hay bombillas que funcionan con corriente de 220V y otras que funcionan con 12V. Con las primeras no tendrás ningun inconveniente, las puedes conectar directamente a la red eléctrica, mientras que con las segundas necesitarás un adaptador de corriente alterna (CA o AC en inglés) a corriente continua (CC o DC).

En general el voltaje va asociado a un tipo de casquillo. La mayoría de ellos (además son los más comunes: E27, E14, GU10, G9, etc.) funcionan a 220V AC y sólo algunos (como MR16/GU5.3, G4, G53, etc.) funcionan a 12V. Comunmente estos 12V son en corriente alterna y solo en algunos casos funcionarían a corriente contínua.

Por lo tanto hay que mirar muy bien el voltaje porque si es 12V deberemos usar un transformador o driver que nos convierta la tensión de red en la requerida.

En caso de duda, no olvides comprobar las instrucciones del fabricante para averiguar el voltaje y si es necesario el uso de un transformador.

..

 

Fuentes: Voltimun, Enchufix y otros.

------------------------------ PUBLICIDAD ------------------------------------------

 

 

 

 

FV04.jpg

 

 

Producción energia

Producción

 

Anuncio (1L):

 

MeteoGalicia

TarifaLuz

https://tarifaluzhora.es