Un autómata programable se compone básicamente de un microprocesador (CPU), una fuente de alimentación (FA) y entradas y salidas, tanto analógicas como digitales. Veamos estas partes:

 

Partes de un PLC o autómata programable

Microprocesador o CPU (unidad central de proceso)

La CPU es la parte de un autómata programable más importante, ya que dentro de ella se encuentra un microprocesador que lee y ejecuta el programa de usuario, que a su vez se localiza en una memoria (normalmente del tipo EEPROM, aunque también puede ser RAM), además de realizar la gestión de ordenar y organizar la comunicación entre las distintas partes que conforman al PLC.

De manera genérica, la CPU tiene como misión realizar las siguientes tareas:

  • Procesar la información que recibe de los captadores (interruptores, pulsadores, finales de carrera, etc.) según el programa destinado a controlar el proceso.
  • Enviar la información adecuada a los actuadores (lámparas, bobinas de contactores, motores pequeños, etc.) a través del módulo de salidas.
  • Interpretar el repertorio de instrucciones y órdenes que le envía el programador por medio de la consola u ordenador de programación.
  • Realizar funciones de vigilancia, como lectura de estados internos (entradas y salidas) y actualización de indicadores.
  • Detectar posibles anomalías en el funcionamiento del equipo. El procesador va ejecutando las instrucciones del programa residente en la memoria de forma secuencial, es decir, instrucción tras instrucción, procediéndose a la actualización de estradas/salidas al final de la ejecución.

El programa de usuario consiste en una serie de instrucciones que representan el proceso del control lógico que debe ejecutarse, para poder hacer este trabajo, la unidad central de proceso debe almacenar en localidades de memoria temporal las condiciones de las variables de entrada y variables de salida de datos más recientes.

Cuando conecta un PLC, su microprocesador busca la información que contiene el bloque de memoria tipo ROM, que le indica la manera de cómo debe predisponerse para comenzar sus operaciones de control (BIOS del PLC).

Es en la ejecución de este pequeño programa (desarrollado por el fabricante del PLC) cuando se efectúa un proceso de diagnóstico que permite a la CPU conocer con que elementos periféricos se cuenta (módulos de entrada / salida por ejemplo).

Una vez concluida esta fase el PLC "sabe" si tiene un programa de usuario alojado en el bloque de memoria correspondiente. Si es así, por medio de un indicador, avisa que está en espera de la orden parea comenzar a ejecutarlo, de otra manera, también notifica que el bloque de memoria de usuario se encuentra vacío.

Suele tener un interruptor de encendido, marcado como RUN / STOP, que permite poner en marcha la ejecución del programa contenido en el PLC.

 

En caso de usar memoria RAM, para salvar su contenido los fabricantes emplean baterías o condensadores de alta capacidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ampliación:Estandarización con autómatas programables - Sistemas automatizados (PLCs) 

 

 

 

 

 

 

FV04.jpg

Anuncio (art):

 

Anuncio (art)...:

 

Anuncio (art).:

 

 

Buscar artículo

Map

Producción energia

Producción

 

Anuncio_ver..:

MeteoGalicia

Anuncio_ver.: